Translate

miércoles, 23 de noviembre de 2011

¿Y la noche?...

El buen uso de la luz artificial es imprescindible para la conservación de los ecosistemas dado el impacto que genera sobre muchas especies, hábitats y paisajes.

Artenara es un lugar privilegiado para la observación de los astros, para el disfrute de murciélagos y aves nocturnas, de los perfiles de un paisaje único y espectacular, de la oscuridad. Pero estamos gestionando muy mal esta energía y en muy poco tiempo nos hemos privado de la noche.

Contaminación lumínica en el pueblo de Artenara

En nuestras manos está revertir esta situación tomando medidas, tan simples y básicas, como la concienciación, la divulgación, la reducción de puntos de luz y el uso eficiente del alumbrado, por ejemplo, cambiando las farolas existentes por otras que reduzcan la emisión hacia puntos innecesarios o con la colocación de interruptores en aquellas viviendas donde no se resida de forma habitual.

Este problema no es endémico, pero podemos empezar por este pequeño gran municipio.Tener un entorno no contaminado lumínicamente es vital para el equilibrio biológico y la conservación de la biodiversidad.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Especies amenazadas de extinción

En la isla viven muchas especies amenazadas de extinción. Las actividades resultantes de la gran densidad de población humana han provocado que la inmensa mayoría de los seres que aquí viven hayan sufrido la alteración de su hábitat. Las poblaciones de algunos de ellos han descendido hasta límites próximos a la desaparición. En Artenara hay muchos ejemplos.

Ejemplares de Limonium vigaroense en la montaña de Azaenegue (Altavista).

Una siempreviva, exclusiva de Gran Canaria, propia de la transición entre el bosque termófilo y el pinar (Limonium vigaroense) sobrevive en riscos de difícil acceso en los macizos de Inagua y Altavista. Esta situación no se da simplemente por su biología. La planta se reproduce con  facilidad, pero sólo en aquellos lugares a donde los hervíboros no pueden acceder. Otro caso parecido es el de Globularia sarcophylla, también endemismo grancanario, condenada a resistir en los Riscos de Tirajana y la Montaña de Altavista.

 Por tanto, la introducción de mamíferos, la actividad ganadera y  nuestro desconocimento del medio, son factores que han supuesto la reducción del área de distribución de la especie y que dan lugar a que otro tipo de amenazas naturales, como pudieran ser los desprendimientos o los incendios, le afecten de modo más severo.

Es importante que todos conozcamos los efectos que podemos provocar con nuestras actividades, sólo así tendremos la oportunidad de conservar los recursos únicos de este territorio.