Translate

miércoles, 23 de noviembre de 2011

¿Y la noche?...

El buen uso de la luz artificial es imprescindible para la conservación de los ecosistemas dado el impacto que genera sobre muchas especies, hábitats y paisajes.

Artenara es un lugar privilegiado para la observación de los astros, para el disfrute de murciélagos y aves nocturnas, de los perfiles de un paisaje único y espectacular, de la oscuridad. Pero estamos gestionando muy mal esta energía y en muy poco tiempo nos hemos privado de la noche.

Contaminación lumínica en el pueblo de Artenara

En nuestras manos está revertir esta situación tomando medidas, tan simples y básicas, como la concienciación, la divulgación, la reducción de puntos de luz y el uso eficiente del alumbrado, por ejemplo, cambiando las farolas existentes por otras que reduzcan la emisión hacia puntos innecesarios o con la colocación de interruptores en aquellas viviendas donde no se resida de forma habitual.

Este problema no es endémico, pero podemos empezar por este pequeño gran municipio.Tener un entorno no contaminado lumínicamente es vital para el equilibrio biológico y la conservación de la biodiversidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario