Translate

sábado, 17 de diciembre de 2011

Discretos endemismos

Gracias a muchos miles de años de evolución aislados de sus parientes más cercanos, algunos seres se diferencian de ellos convirtiéndose en especies o subespecies exclusivas del archipiélago, de la isla, de un ecosistema, de una playa, de un barranco, de una pared, de una piedra...

Oreja de gato (Aeonium percarneum) en la montaña de Los Moriscos, endemismo GC. 

En artenara existen casos que llaman la atención de cualquiera. Por ejemplo, un coleóptero (Pimelia estevezi) solo es conocido en La Punta de Las Arenas, limitándose a vivir en una playa levantada de arena rubia. O el caso de dos saltamontes ápteros (sin alas), el cigarrón palo (Acrostira tamarani) y la arminda (Arminda  canariensis), que únicamente viven en la mitad occidental de la isla muy vinculados a la tabaiba amarga (Euphorbia regis-jubae).

 Los bejeques (Aeonium spp.), lechugas y lechugones (Sonchus spp.), tajinastes (Echium spp.), magarzas (Argyranthemum y Gonospermum) y retamas (Teline spp.) son géneros de plantas con muchas especies endémicas de Gran Canaria también presentes en el municipio.

El hornero (Phylloscopus canariensis), un ave pequeña muy abundante, y el pinzón azul (Fringilla teydea polatzeki), una subespecie que vive únicamente en algunos de los reductos de pinar de la cumbre, son aves exclusivas de Canarias que también podemos ver en Artenara o cerca de sus límites. 

Por lo reducido que es su hábitat, la fragilidad de estos animales y plantas es muy alta, y para su conservación resulta imprescindible aprender a gestionar de una manera inteligente los recursos naturales. De ese aprendizaje también depende el bienestar de nuestra especie. No es posible gestionar para conservar sin tener en cuenta la relación entre distintas unidades de territorio y especies; por ejemplo, ciertas flores dependen de determinadas aves o invertebrados para la polinización y algunas aves o invertebrados dependen de ciertas flores para conseguir néctar. Han coevolucionado y se necesitan para sobrevivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario