Los ojos del pinar

Seguramente sin ninguna pretención, atraen la atención de muchos vecinos. Con colores de cumbre y un dibujo discreto al mismo tiempo que maravilloso, el sátiro de Canarias (Hipparchia wyssii) pulula, especialmente durante estos meses, por el pinar y sus lindes tratando de no hacerse notar ante sus predadores.

Los lepidópteros ocupan un importante eslabón de la cadena trófica y contribuyen en la polinización de muchas plantas.
Se trata de una mariposa endémica de las islas centrales y occidentales, que además se distingue como subespecie en cada una de ellas. Otro milagro de la evolución, otro tesoro de la cumbre grancanaria.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cigarrón palo, para gustos sabores

Grandes desconocidas, grandes tesoros.

La paradoja del ratón jocicudo