Translate

sábado, 24 de diciembre de 2016

Los Viejos de Las Arenas

Tallos retorcidos por los giros estacionales del sol, marcados por severas sequías, heridos por el paso de desaprensivos y la cornamenta de cabras cimarronas, raíces desnudadas por el alisio. Volúmenes centenarios. La viva imagen de la resitencia, esculturas que solo están al alcance de la más grande de los artistas.

Al parecer, el nombre genérico del cardón y sus parientes se debe a Euphorbus, médico del Rey Juba ii y una de las primeras personas en prestar atención a este grupo de plantas
Se cuentan muy pocos, pero ahí están, para alegrar a quién los mira, para acoger y criar las nuevas generaciones de alcairones, para alojar a escarabajos endémicos de largos "cuernos", para servir una atalaya a cernícalos y camineros, para ofrecer su néctar a abejas y a hormigas, para ceder su savia al sabio...

Son los Viejos de Las Arenas.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Nómadas en aprietos

Que nuestra manera de gestionar el territorio es egoísta y perjudicial para muchas otras especies es un secreto a voces.

Que la forma en que trazamos líneas imaginarias para diferenciar entre espacios protegidos y desprotegidos es absurda e ineficaz de cara a la conservación de los ecosistemas, es una evidencia.

El petrel de Bulwer es una de las aves oceánicas que crían en Gran Canaria
Que millones de aves que vuelan temporada tras temporada entre distantes regiones del planeta -en lo que representa una de las formas de vida más interesantes y maravillosas- viven un momento trágico, es una realidad.

El hábitat de las aves migratorias es casi infinito, y nosotros pocas veces lo tenemos en consideración, año tras año, miles de estos animales regresan a sus lugares de descanso o reproducción y se encuentran con la peor de las sorpresas.

En Artenara hay lugares de mucha importancia para este grupo de aves, es nuestro deber conocerlos y conservarlos para que lo sigan siendo por mucho tiempo.

Artenara, escuela de naturalistas

Desde el pasado mes de octubre, y durante lo que resta de curso, en colaboración con el Ayuntamiento de Artenara, desarrollamos en el CEIP del municipio un conjunto de actividades con las que se pretende enseñar a los niños el enorme patrimonio natural que les rodea a través de la exploración y la investigación.

De expedición en el pinar del Llano Alto
La idea tiene como principal objetivo que los niños entiendan el valor inmenso de los espacios naturales insulares, así, mediante ocho talleres se acercarán a algunos de los aspectos más curiosos de la vegetación, flora y fauna nativa.

El vínculo de los vecinos de la cumbre con su entorno ha sido y sigue siendo muy intenso; ahora surgen nuevas oportunidades que estos jóvenes pueden aprovechar. La educación ambiental, la investigación aplicada a la conservación o el ecoturismo son campos que crecen con fuerza y demandan profesionales cualificados, y es verdaderamente importante que los jóvenes conozcan esa puerta y tengan herramientas para abrirla.

Las actividades son prácticas y divertidas, la primera de ellas trató sobre los cantos y reclamos de las aves del municipio. Con vídeos, fotos y grabaciones conocieron aspectos básicos de la comunicación y jugaron a reconocer las especies más comunes gracias a los sonidos que emiten. Las próximas que se plantean, pretenden hacerlos sentir grandes exploradores e investigadores mientras estudian el comportamiento y las relaciones entre las plantas y animales de la zona.