Translate

viernes, 16 de diciembre de 2016

Nómadas en aprietos

Que nuestra manera de gestionar el territorio es egoísta y perjudicial para muchas otras especies es un secreto a voces.

Que la forma en que trazamos líneas imaginarias para diferenciar entre espacios protegidos y desprotegidos es absurda e ineficaz de cara a la conservación de los ecosistemas, es una evidencia.

El petrel de Bulwer es una de las aves oceánicas que crían en Gran Canaria
Que millones de aves que vuelan temporada tras temporada entre distantes regiones del planeta -en lo que representa una de las formas de vida más interesantes y maravillosas- viven un momento trágico, es una realidad.

El hábitat de las aves migratorias es casi infinito, y nosotros pocas veces lo tenemos en consideración, año tras año, miles de estos animales regresan a sus lugares de descanso o reproducción y se encuentran con la peor de las sorpresas.

En Artenara hay lugares de mucha importancia para este grupo de aves, es nuestro deber conocerlos y conservarlos para que lo sigan siendo por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario