Translate

sábado, 24 de diciembre de 2016

Los Viejos de Las Arenas

Tallos retorcidos por los giros estacionales del sol, marcados por severas sequías, heridos por el paso de desaprensivos y la cornamenta de cabras cimarronas, raíces desnudadas por el alisio. Volúmenes centenarios. La viva imagen de la resitencia, esculturas que solo están al alcance de la más grande de los artistas.

Al parecer, el nombre genérico del cardón y sus parientes se debe a Euphorbus, médico del Rey Juba ii y una de las primeras personas en prestar atención a este grupo de plantas
Se cuentan muy pocos, pero ahí están, para alegrar a quién los mira, para acoger y criar las nuevas generaciones de alcairones, para alojar a escarabajos endémicos de largos "cuernos", para servir una atalaya a cernícalos y camineros, para ofrecer su néctar a abejas y a hormigas, para ceder su savia al sabio...

Son los Viejos de Las Arenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada